Papelón del presidente chileno en Los Ángeles

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Gabriel Boric Font, presidente chileno / Foto: Dirección de prensa, Presidencia de la República de Chile

Lectura: 3 minutos

Es un clásico de la izquierda, no importa qué hace Estados Unidos, lo que importa es criticar a los gobiernos norteamericanos. El presidente de Chile Gabriel Boric, un joven dirigente radicalizado que llegó al máximo cargo en su país, no dudó en seguir la tradición mientras cuando le llegó el turno de hablar en la Cumbre de las Américas que se lleva a cabo en Los Ángeles.

Boric criticó a Estados Unidos, anfitrión del encuentro, pero segundos después tuvo que retractarse cuando le pasaron un papelito en donde le decían que se había equivocado.

Lo que resultó ser un incómodo momento para el mandatario y quienes representaban a los diferentes países, incluido EE. UU., saltó cuando Boric presentaba la declaración impulsada por Chile para la protección de los océanos, que logró el apoyo de otros ocho países (Canadá, México, Estados Unidos, Panamá, Costa Rica, Colombia, Ecuador y Perú), según informó ayer el diario La Tercera.

Estaba criticando a uno de los países que lo acompañaban.

«Si somos capaces de utilizar nuestro liderazgo para proteger lo que es de toda la humanidad, porque esto no se trata solo de nuestros países, sino que de toda la humanidad, vamos a estar contribuyendo de manera decidida y le vamos a poder decir con más propiedad a los países desarrollados, como Estados Unidos, que no está aquí presente, como la Unión Europea, como China y como India, que tienen el deber de hacer más esfuerzos para proteger nuestro medioambiente», dijo Boric en la presentación, sin saber que de hecho se encontraba dos puestos a su derecha el representante de la Casa Blanca, John Kerry.

«El mundo necesita a América unida. Tenemos que volver a conversar sobre los temas que nos unen, no solo sobre los que nos dividen», cerró el chileno.

Segundos después recibió un papelito en donde la canciller Antonia Urrejola le avisaba en un mensaje con su puño y letra que Estados Unidos sí tenía un representante en la mesa.

Boric entonces se vio obligado a volver sobre sus palabras, en medio de la incomodidad de los asistentes, para resolver el papelón público.

«Disculpa, una pequeña rectificación de mi parte. Yo, cuando hice nuestra mención a los países desarrollados para empujarlos acá, estaba pensando en Europa, China, India, mencioné a Estados Unidos… Estados Unidos está acá presente, con John Kerry. Y eso también es tremendamente importante para nosotros. Canadá y EE. UU. son parte del G7 y no me cabe ninguna duda de que también desde ese liderazgo vamos a poder empujar al resto de los países desarrollados a sumarse a esto».

Para salvar el momento, minutos después, Kerry lanzó una broma en la que le hizo un guiño a Boric, quien en su presentación había comentado que abordó el tema de los océanos con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, mientras tomaban una cerveza en un restaurante en Ottawa.

«Muchas gracias, señor presidente Boric, a cada presidente y cancilleres. Sólo tengo una pregunta: ¿Dónde está la cerveza?», bromeó.

Otro artículo de interés: Argentina, primera visita del presidente de Chile

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s