China promete represalias a la Alianza Atlántica

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente chino, Xi Jinping / Foto: Just Click’s With A Camera

Lectura: 5 minutos

China reaccionó con furia ante el nuevo Concepto Estratégico de la OTAN, que supone estar «sesgado ideológicamente» con ideas de «ser propio de la Guerra Fría».

Beijing promete «respuestas firmes y enérgicas» a toda actvidad del bloque occidental que «socave» sus intereses. Es la primea respuesta de China a la reunión de la OTAN en Madrid que ha definido un nuevo concepto estratégico para la escena internacional.

Los líderes de la Alianza Atlantica reunidos en Madrid, tras debatir si consideraban a China una amenaza o simplemente un «desafío», finalmente decidieron no ir más alla ─o quizás no se animaron─ y se inclinaron finalmente por un texto más prudente.

La OTAN advirtió que China desafía sus «intereses, seguridad y valores», y acusó a Pekín de alinearse con Moscú «en contra de la política de puertas abiertas de la Alianza».

La posición del bloque occidental enfureció a Pekín, de inmediato aparecieron portavoces con una dura contrarréplica: «treinta años después, la OTAN continúa con su vieja táctica de crear enemigos y de fomentar la confrontación de bloques. Este nuevo Concepto Estratégico ataca y difama maliciosamente a China. Daremos respuestas firmes y decididas a todo acto que socave nuestros intereses», señaló en un comunicado el portavoz de la Misión China ante la Unión Europea (UE).

Según el portavoz, «el nuevo Concepto Estratégico afirma que otros países plantean desafíos y, sin embargo, es la Alianza la que va creando problemas en todo el mundo».

«Se autoproclama una organización defensiva que defiende el orden internacional basado en normas, pero ha pasado por alto al Consejo de Seguridad de la ONU y ha librado guerras contra estados soberanos», agregó.

El portavoz de Relaciones Exteriores Zhao Lijian hablo en el mismo sentido desde Pekín, con un mensaje similar, indicando que el documento de la OTAN «ignora los hechos, confunde el blanco con el negro y, en definitiva, hace comentarios irresponsables sobre el desarrollo de la política de seguridad china, que es completamente normal. China está muy preocupada y se opone completamente».

Zhao incluso acusó al organismo de «matar civiles inocentes» y de «tener las manos manchadas de sangre», y recordó «la tragedia histórica» que supuso el bombardeo de la Embajada de China en la extinta Yugoslavia a manos de la OTAN, que provocó en mayo de 1999 la muerte de tres periodistas chinos.

«¿Quién está desafiando la seguridad global y socavando la paz mundial? ¿Hay alguna guerra o conflicto en estos años en los que la OTAN no haya estado involucrada?», apuntó el portavoz destacado en la UE, quien agregó que «China nunca ha iniciado una guerra ni invadido otros países».

«No interferimos en los asuntos internos de otros ni exportamos ideología ni imponemos sanciones unilaterales», afirmó.

Según los líderes comunistas de Beijing, China sigue una política exterior «independiente, de paz» y es «un contribuyente al desarrollo global y un defensor del orden internacional».

También señalaron que «la Alianza ha mostrado su fuerza en la región de Asia-Pacífico en los últimos años pese a afirmar que su zona de defensa no iría más allá del Atlántico Norte» para así «provocar una confrontación entre bloques como ha hecho en Europa».

China ya había mostrado su malestar por la presencia de representantes de Japón y de Corea del Sur en la cumbre de Madrid, aunque fuera como observadores, por el supuesto riesgo de que «podría traer una nueva Guerra Fría a la región».

«Y esto de la amenaza china es una excusa más para escalar la situación y expandirse hacia Asia. Ese es el objetivo final de Tokio y de Seúl. Ellos creen que, después del conflicto entre Rusia y Ucrania, la seguridad colectiva bajo el paraguas de Estados Unidos es la tendencia a seguir», comentaron expertos locales a la prensa estatal china.

También hablo uno de los portavoces de la cartera castrense china, el coronel Tan Kefei, cuando respondió a una pregunta sobre la OTAN advirtiendo que «China no cambiará su política de defensa, que es defensiva por naturaleza».

Aseguró en cambio que «el Ejército chino tomará represalias en el momento en que cualquier aparato militar extranjero venga a las puertas de China para provocar».

«Tendrán que asumir las consecuencias de sus actos», apostilló.

El coronel Tan también aseguró que China seguirá realizando «esfuerzos para mejorar sus equipos y satisfacer sus necesidades en materia de seguridad» tras ser preguntado sobre si el país construirá más portaaviones tras haber lanzado el tercero, bautizado Fujian, el mes pasado. Los otros dos están virtualmente sin utilizar.

Estados Unidos posee once portaaviones en actividad permanente.

El portavoz Zhao aseguró que «en los últimos años, la OTAN ha interferido repetidamente en los asuntos del Asia-Pacífico. Por ejemplo, enviando aviones y buques de guerra para realizar ejercicios en aguas cercanas a China, lo cual crea tensiones y aviva las disputas».

Otro artículo de interés: China avanza sobre Venezuela

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s