Caos y destrozos en parlamento libio de Tobruk

INTERANACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: United Nations Photo*

Lectura: 3 minutos

El Parlamento libio en Tobruk fue invadido por manifestantes furiosos con los dos Gobiernos que tratan de recomponer el sistema institucional en el país.

Las conversaciones en Ginebra dirigidas por los presidentes de los dos Parlamentos rivales de Libia terminaron el jueves sin ningún resultado positivo para reactivar el proceso electoral.

Según varias cadenas de televisión, los manifestantes entraron el viernes 1 de julio en el Parlamento libio de Tobruk, en el este del país, y cometieron actos de vandalismo.

Protestaban contra el deterioro de las condiciones de vida y la negligencia de sus dirigentes, al día siguiente de conocerse el fracaso de una nueva ronda de negociaciones entre bandos rivales.

Las imágenes de los medios de comunicación mostraban gruesas columnas de humo que salían del perímetro del edificio después que grupos de jóvenes manifestantes enfurecidos quemaran neumáticos.

Otros medios de comunicación dijeron que parte del edificio se había quemado. El edificio del Parlamento estaba vacío cuando los manifestantes entraron, ya que el viernes fue festivo en Libia.

Una excavadora conducida por un manifestante rompió parte de la puerta del edificio, facilitando la entrada de los invasores, según las imágenes. Los coches de los diputados fueron incendiados. Más tarde, llegaron más equipos de construcción y comenzaron a romper secciones de las paredes del edificio.

Otros manifestantes, algunos con banderas verdes del antiguo régimen de Muamar Gadafi, lanzaron al aire documentos que habían recuperado de las oficinas.

Libia está envuelta en el caos y la anarquia desde la caída de Gadafi en 2011.

La manifestación se produjo en un momento en que el país lleva varios días sufriendo cortes de electricidad, agravados por el bloqueo de varias instalaciones petrolíferas en medio de las disputas políticas entre bandos rivales.

«Debemos reconocer nuestro fracaso y retirarnos inmediatamente de la escena política», dijo Balkheir Alshaab, citado por Libia al-Ahrar.

«Pido a mis compañeros diputados y a los miembros del Consejo de Estado (Cámara Alta) que dimitan colectivamente para respetar la voluntad del pueblo libio y preservar la estabilidad de Libia», dijo otro diputado, Ziad Dgheim, citado por el mismo medio.

Dos Gobiernos se disputan el poder desde marzo: uno, con sede en Trípoli y dirigido por Abdelhamid Dbeibah desde 2021 y otro dirigido por Fathi Bachagha y apoyado por el parlamento de Tobruk y el mariscal Jalifa Haftar, el hombre fuerte del este.

Los comicios presidenciales y parlamentarios debían celebrarse originalmente en diciembre de 2021 en Libia para culminar un proceso de paz patrocinado por la ONU tras la violencia de 2020.

Pero se han pospuesto indefinidamente debido a las fuertes diferencias entre los rivales políticos y las tensiones sobre el terreno.

La última ronda de conversaciones en la ONU entre los presidentes de las dos Cámaras rivales terminó el jueves sin acuerdo sobre un marco constitucional para la celebración de elecciones.

Las conversaciones fueron dirigidas por el presidente de la Cámara de Representantes de Tobruk, Aguila Saleh, y el presidente del Consejo Superior del Estado, con sede en Trípoli, Khaled el-Mechri.

El viernes se produjeron protestas similares en Trípoli y otras ciudades libias. En la capital, los manifestantes levantaron retratos de Abdelhamid Dbeibah y Fathi Bachagha con la «X» tachada, en señal de rechazo.

*Imagen ilustrativa.

Otro artículo de interés: Erdogan activa vía diplomática con Israel y Egipto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s