Amplia victoria del Partido Liberal Democrático en Japón

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Primer ministro, Fumio Kishida / Foto: The Official CTBTO Photostream

Lectura: 5 minutos

Bajo la conmoción del asesinato del ex primer ministro Shinzo Abe los japoneses votaron masivamente al partido de gobierno, otorgando una ventaja absoluta en la composición de la cámara alta, que decide temas esenciales para la vida institucional del país, como por ejemplo la modificación de la carta Magna.

La victoria el domingo del partido gobernante de Japón y su socio de coalición en las elecciones parlamentarias reviste gran importancia tras el asesinato del ex primer ministro Shinzo Abe.

Con este fortalecimiento legislativo, el primer ministro Fumio Kishida podrá gobernar sin interrupción hasta las elecciones previstas para 2025.

Esto permitirá a Kishida trabajar en políticas de largo plazo como la seguridad nacional, su política económica de un «nuevo capitalismo», y el objetivo perseguido desde hace mucho tiempo por su partido de modificar la constitución pacifista de posguerra redactada por Estados Unidos.

Una iniciativa para un cambio en la Constitución es ahora una posibilidad. Con la ayuda de dos partidos opositores que apoyan la modificación, el bloque gobernante tiene mayoría de dos tercios en la cámara, proporción necesaria para para proponer una enmienda.

El bloque gobernante ya ha conseguido el apoyo en la cámara baja.

Kishida recibió la victoria con un semblante sombrío debido a la pérdida de Abe y la difícil tarea de unificar al partido.

En entrevistas con la prensa el domingo en la noche, Kishida reiteró: «La unidad del partido es más importante que cualquier otra cosa».

Señaló que las respuestas al COVID-19, la invasión de Rusia a Ucrania y enfrentar el alza de precios serán sus prioridades. Señaló que insistirá en reforzar la seguridad nacional de Japón y el cambio constitucional.

Kishida y altos miembros del partido guardaron un minuto de silencio en honor de Abe en la sede electoral del partido antes de colocar rosas de papel sobre un pizarrón blanco junto a los nombres de los candidatos que lograron asientos.

Abe, de 67 años, fue asesinado a tiros cuando el viernes pronunciaba un discurso de campaña en la ciudad occidental de Nara y murió de una fuerte hemorragia.

Era el dirigente político que más tiempo había llevado las riendas de Japón al hacerlo durante dos períodos, y aunque dimitió en 2020 tenía una gran influencia en el PLD mientras dirigía su grupo, Seiwakai.

«Esto podría ser un punto de inflexión» para el PLD debido a sus políticas sobre la igualdad de género, matrimonios entre personas del mismo sexo y otros temas a los que se habían resistido los conservadores, que tenían el apoyo de Abe, dijo Mitsuru Fukuda, profesor de manejo de crisis en la Uniersidad de Nihon.

El primer ministro Fumio Kishida afirmó este lunes que continuará con el legado político del ex primer ministro Shinzo Abe, con la promesa de «impulsar drásticamente» las capacidades defensivas del país, después del triunfo en las elecciones parciales para renovar la Sangiin (Cámara de Consejeros) el equivalente al Senado en el Parlamento japonés.

«Heredaré las ideas del ex primer ministro (Abe) para hacer frente a asuntos difíciles como los secuestros (de japoneses por parte de Corea del Norte en las décadas de 1970 y 1980) y las enmiendas a la Constitución», ha dicho, en referencia a la voluntad de su partido para reformar la Carta Magna y poner fin a su carácter pacifista.

El Artículo 9 de la Constitución de posguerra especifica que el país renuncia a la guerra como herramienta de política exterior y por lo tanto al derecho a la beligerancia.

«Estamos en una de las situaciones más difíciles de la posguerra ─en referencia a la Segunda Guerra Mundial─ y tenemos que gestionar la administración en una emergencia», ha señalado Kishida.

El Partido Liberal Democrático (PLD), fue el gran vencedor de los comicios del domingo tras lograr al menos 63 de los 125 bancas en juego, mientras que su aliado, el partido Komeito, suma otros doce asientos, según resultados oficiales.

También apoyan la reforma constitucional el partido conservador y el Partido Democrático para el Pueblo, de manera que el bloque reformista suma 82 bancas en estos comicios y alcanza 170 asientos en la Sanglin, por encima de los dos tercios de la cámara (166 ) necesarios para impulsar un referéndum, que sería la primera reforma de la Carta Magna actualmente vigente, que data de 1947.

«Me gustaría impulsar los esfuerzos que lleven a generar la propuesta (de reforma) lo antes posible», ha dicho, antes de destacar que el fortalecimiento de las capacidades militares se centrará en un aumento de la partida presupuestaria destinada a asuntos de defensa en un dos por ciento en un plazo de cinco años. «Tengo que hacer un esfuerzo para aclarar qué tipo de cifra se preparará para este año», ha defendido, según ha recogido el diario japonés Yomiuri Shimbun.

Kishida ha destacado además el efuerzo de haber podido sacar adelante la votación tras el asesinato de Abe y ha subrayado que «continuará los esfuerzos para proteger la democracia».

«Tras hacer frente a importantes asuntos como el nuevo coronavirus y las medidas contra el aumento de los precios, haremos esfuerzos para la revitalización económica», ha prometido el primer ministro japonés.

Otro artículo de interés: Barcos de guerra de Rusia y China amenazan a Japón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s