Pronóstico de la Fed para acelerar tasa de interés

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de la Fed, Jerome Powell / Foto: Federalreserve

Lectura: 4 minutos

El índice de precios al consumidor o IPC en EE. UU. no se aceleró con respecto a julio y esto fue bien visto por la Reserva Federal.

El presidente de la FED de Chicago, Charles Evans, señaló que la mayor entidad bancaria estadounidense subirá las tasas de interés un 4% en 2023 según Ann Saphir en Yahoo Finance.

Con los precios al consumidor sin cambios el mes pasado en comparación con junio, pero un 8.5% más que el año anterior, la inflación sigue siendo «inaceptablemente» alta, y es probable que la FED necesite elevar su tasa de política, actualmente en el rango de 2,25%-2,5%, para 3.25%-3.5% este año y 3.75%-4% para fines del próximo año, dijo Evans.

Los comentarios sugieren que Evans, uno de los 19 banqueros centrales que establecen la política monetaria de EE. UU., espera frenar pronto lo que ha sido la ronda de aumentos de tasas de interés más pronunciada de la FED en décadas.

Aunque no fue explícito sobre si apoyaría un cambio a la baja tan pronto como el próximo mes, la FED solo necesitaría aumentar las tasas un punto porcentual en el transcurso de los próximos cuatro meses para alcanzar su tasa prevista para fin de año.

Eso sería la mitad del ritmo de subidas de tipos de los últimos cuatro meses.

Al mismo tiempo, su expectativa de que las tasas alcancen un máximo del 4% el próximo año sugiere que es más agresivo que los mercados financieros, que están valorando una tasa máxima de fondos federales del 3.75% que se alcanzará a mediados de 2023, con recortes de tasas a continuación.

«Siento que estamos en un buen lugar y podemos cambiar para ser más restrictivos si la inflación se sale de control más de lo que estoy pensando», añadió Evans en un evento en la Universidad de Drake en Des Moines, Iowa. «Pero también, si las cosas mejoran más rápido, no podemos aumentar las tasas tanto como acabo de indicar… Creo que ahora estamos bien posicionados para un par de cambios diferentes de datos en los próximos meses».

Evans destacó que espera que la inflación esté más cerca del 2.5% el próximo año según la medida preferida de la FED, el índice de precios de gastos de consumo personal, aunque aún por encima del objetivo de inflación del 2% de la FED.

Desde marzo, la Reserva Federal elevó su tasa de política de referencia en 2.25 puntos porcentuales, incluidos dos aumentos consecutivos de tres cuartos de punto porcentual en sus reuniones de junio y julio.

Un informe de la semana pasada que mostró que los empleadores agregaron más de medio millón de empleos en julio, mucho más de lo esperado, impulsó la anticipación del mercado por un tercer aumento consecutivo de 75 puntos básicos en septiembre para evitar lo que podrían ser presiones inflacionarias renovadas de un mercado laboral ajustado.

Después de que el informe del IPC del miércoles mostrara un enfriamiento de la inflación, los operadores pasaron a apostar por un alza de medio punto para septiembre.

Evans indicó el miércoles que no creía que el reciente informe laboral apuntara necesariamente a una mayor inflación, «pero necesitamos más datos al respecto».

Y lo conseguirá: la FED tendrá una lectura mensual más sobre el mercado laboral de EE. UU. antes de su reunión de septiembre, y varias medidas diferentes de inflación.

Otro artículo de interés: Alivio en Estados Unidos por baja de precios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s