ONU acusa a China de violar derechos humanos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Michelle Bachelet / Foto: UN Geneva

Lectura: 3 minutos

Torturas, violaciones y esterilizaciones forzadas, la ONU asegura que China puede estar cometiendo crímenes de lesa humanidad contra los uigures en Xinjiang, una región autónoma en el extremo noroeste del país.

En un informe dramático publicado el miércoles, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien visitó la nación asiática en mayo, denuncia y da detalles sobre supuestos abusos contra los derechos humanos en la región.

«Dije que lo publicaría [el informe] antes que terminara mi mandato y lo he hecho», dijo Bachelet en un correo electrónico enviado a la AFP.

«Los problemas son serios, y los planteé con autoridades nacionales y regionales de alto nivel en el país», agregó.

Bachelet ha sido criticada anteriormente por diplomáticos y grupos de derechos por ser demasiado blanda con China.

Pero ahora su oficina asegura que la «detención arbitraria y discriminatoria» de uigures y otros musulmanes en la región de Xinjiang puede constituir un crimen de lesa humanidad.

Pekín instó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) a no publicar el informe, que calificó de «farsa» organizada por las potencias occidentales.

Este jueves, la delegación china ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra rechazó los hallazgos del informe, asegurando que «difama y calumnia a China» e interfiere en los asuntos internos del país.

Reportajes de la propia BBC en los últimos años han descubierto documentación que incluye archivos policiales de personas detenidas y denuncias de violaciones, torturas y esterilizaciones forzadas que parecen respaldar las afirmaciones de la ONU.

El Informe Bachelet asegura que las numerosas denuncias de patrones de tortura o malos tratos contra el pueblo uigur son creíbles.

Los investigadores van más allá e incluso aseguran haber visto «evidencia creíble» de tortura que posiblemente equivalga a «crímenes contra la humanidad».

Los grupos de derechos humanos han estado haciéndose eco de denuncias sobre lo que está sucediendo en la provincia noroccidental durante años, alegando que más de un millón de uigures han sido detenidos contra su voluntad en lo que el Estado llama «campos de reeducación».

«Las denuncias de patrones de tortura o malos tratos, incluido el tratamiento médico forzoso y las condiciones adversas de detención, son creíbles, al igual que las denuncias de incidentes individuales de violencia sexual y de género», señala el informe.

China siempre ha negado enérgicamente cualquier irregularidad y asegura que los derechos de los «aprendices» en los campos se respetan plenamente.

Sin embargo, el informe de la ONU concluye que «el alcance de la detención arbitraria y discriminatoria de miembros uigures y de otros grupos predominantemente musulmanes puede constituir crímenes internacionales, en particular crímenes contra la humanidad».

Dos tercios de los 26 exdetenidos entrevistados en el informe aseguraron haber sido sometidos a un trato que equivaldría a tortura y otras formas de violencia y discriminación.

Otro artículo de interés: Pelosi desafía a China con viaje a Taiwán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s