Críticas a reina fallecida

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Reina Isabel II (1926-2022) / Foto: Commonwealth Secretariat

Lectura: 4 minutos

La admiración por la Reina fallecida no es unánime.

Para algunos, su muerte ha despertado recuerdos de la historia sangrienta del gobierno colonial, atrocidades contra los pueblos indígenas, robo de estatuas y artefactos de las naciones de África occidental, oro y diamantes del sur de África e India, esclavitud y opresión.

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, describió a la reina como una figura pública extraordinaria que sería recordada con cariño por muchos en todo el mundo, mientras el partido opositor Luchadores por la Libertad Económica (EFF) dijo que no estaría de luto por el fallecimiento.

«Durante su reinado de 70 años, nunca reconoció los crímenes que Gran Bretaña y su familia perpetraron en todo el mundo y, de hecho, fue una orgullosa abanderada de las atrocidades», comentó el tercer partido más grande del país en un comunicado.

«Para nosotros, su muerte es un recordatorio de un período muy trágico en este país y en la historia de África», expresó públicamente.

Los tuits publicados por la profesora Uju Anya, estadounidense nacida en Nigeria, compartidos en las horas previas a la muerte de la reina, desencadenaron un fuerte debate.

Uno fue eliminado por Twitter por violar sus reglas.

En un segundo tuit, escribió: «Si alguien espera que exprese algo más que desdén por la monarca que supervisó un gobierno que patrocinó el genocidio, que masacró y desplazó a la mitad de mi familia, cuyas consecuencias todavía están tratando de superar los que están vivos hoy, puedes seguir deseando una estrella».

Aparentemente, su tuit es una referencia a la guerra de Biafra a fines de la década de 1960, en la que el gobierno británico apoyó y armó al gobierno nigeriano que bloqueó, mató de hambre y finalmente aplastó a los secesionistas de la autoproclamada República de Biafra.

Un usuario de Twitter, @ParrenEssential, respondió que los nigerianos no se comportan así y agregó: «Estás tergiversando nuestra cultura y nuestro país».

Otros han dicho que criticar a una persona en el momento de su muerte es «no africano».

El día de la muerte de la reina también aparecieron mensajes que exigían la devolución del diamante Estrella de África, que se extrajo en Sudáfrica en 1905 y ahora se encuentra entre las joyas de la corona británica.

Muchos afirman que es una joya robada. Aunque fue comprado por el gobierno de Transvaal y entregado a la familia real británica como muestra de lealtad, la opinión predominante en las redes sociales es que sus verdaderos dueños son los sudafricanos.

El usuario de Twitter @Qban_Linx dijo que el diamante de US$400 millones, cuya pieza más grande está en el cetro real que llevan los monarcas en su coronación, podría cubrir el costo de la educación superior de 75.000 estudiantes sudafricanos.

Ha habido una protesta similar en India, donde el hashtag «Kohinoor» rápidamente comenzó a ser tendencia después de la muerte de la reina Isabel, una referencia a un gran diamante en una corona real que, según se informa, usará la nueva reina consorte.

Otros críticos dicen que la reina debería haber usado su poder e influencia para garantizar que se devolvieran los restos humanos de quienes lucharon contra el dominio colonial británico.

Los kenianos y sudafricanos exigen a héroes como Koitalel Samoei, quien lideró la resistencia Nandi en la actual Kenia a fines del siglo XIX, y el rey Hintsa Khawla de Xhosa en Sudáfrica, asesinado por tropas británicas en 1835.

Otro artículo de interés: Muere reina más longeva del mundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s