Nicaragua rechaza al nuevo embajador de EE. UU.

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Embajador norteamericano, Hugo Rodríguez / Foto: Embajada de EEUU en Paraguay

Lectura: 3 minutos

El presidente Daniel Ortega, un ícono de la izquierda latinoamericana que admira al régimen cubano, está dispuesto asumir el infame cargo de dictador con falsas elecciones democráticas que lo respaldan.

Ortega lanzó una advertencia a Estados Unidos por la designación del nuevo embajador de la Casa Blanca Hugo Rodríguez.

Dijo públicamente que «no será admitido» en el país por sus posiciones «injerencistas», reiterando con ello la decisión de no concederle el placet diplomático correspondiente.

La poderosa vicepresidenta Rosario Murillo (esposa de Ortega) fue la encargada del anuncio.

Murillo se prepara para presentarse en las próximas elecciones para suceder a su esposo Daniel Ortega, en una farsa política para continuar gobernando como supuestos líderes democráticos.

«El señor Hugo Rodríguez, repetimos, no será bajo ninguna circunstancia admitido en nuestra Nicaragua (…) así que lo tienen claro los señores imperialistas: aquí no entra Hugo Rodríguez», afirmó la vicepresidenta, Rosario Murillo, al dar lectura a una nota de cancillería en los medios oficiales.

Murillo, esposa del presidente y portavoz oficial, dio la posición del gobierno tras conocer que el senado de Estados Unidos había confirmado el jueves a Rodríguez como embajador en Nicaragua.

El pasado 28 de julio el gobierno de Managua había expresado su rechazo a esa designación.

El gobierno sandinista argumentó en aquel momento que decidió retirar el beneplácito a Rodríguez debido a las declaraciones «irrespetuosas» que el diplomático ofreció en una audiencia ante el Senado.

Rodríguez dijo que Nicaragua «se está convirtiendo cada vez más en un Estado paria dentro de la región» y calificó al gobierno de Ortega de «dictadura».

Abogó además por sacar a Nicaragua del Cafta (Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos).

Este viernes, Murillo consideró de «insólita» la decisión de Estados Unidos de mantener la postulación de Rodríguez, a quien tildó de «irrespetuoso injerencista (y) nada diplomático».

Acto seguido, dio lectura a la nota de la cancillería de rechazo a la llegada del diplomático, quien fue nominado al cargo en mayo pasado por el presidente Joe Biden en sustitución de Kevin Sullivan.

«Reiteramos no solo nuestro rechazo, sino nuestra posición inclaudicable de dignidad nacional que desconoce absolutamente el injerencismo y la actuación imperialista» de Estados Unidos, dijo.

Jamás el regimen dictatorial de Nicaragua hizo referencia a la injerencia de Cuba en su territorio, plagado de «asesores» y médicos cubanos enviados por el regimen castrista que ahora lidera el presidente Miguel Díaz-Canel.

La explicación oficiosa es que los enviados cubanos llegan para apuntalar la revolución sandinista de Ortega, con una economía en caída libre y pobreza en continuo crecimiento.

El pasado miércoles el gobierno de Ortega pidió la salida de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Nicaragua, Bettina Muscheidt, según fuentes diplomáticas y medios locales, aunque se desconocen las razones de la medida.

Otro artículo de interés: Expulsan de Nicaragua a embajadora de UE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s