Advertencia de Rusia a países occidentales

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov / Foto: Utanríkisráðuneytið – MFA Iceland

Lectura: 5 minutos

Rusia presentó este viernes su nuevo concepto de política exterior, aprobado por decreto por el líder del régimen, Vladímir Putin, donde identifica a Estados Unidos de forma directa como el principal impulsor de la «línea antirrusa» de Occidente y considera que constituye una «amenaza existencial» para el país.

«La naturaleza existencial de las amenazas a la seguridad y desarrollo de nuestro país impulsadas por acciones de países inamistosos es reconocida» en la nueva política, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, que agregó que Estados Unidos y sus aliados llevan adelante una «guerra híbrida» contra Moscú, cuyo régimen ordenó la invasión de Ucrania en febrero de 2022.

«Estados Unidos y en general la política de Occidente han sido identificados como principales instigadores y líderes de la línea antirrusa dirigida a debilitar totalmente a Rusia», agregó Lavrov durante una reunión del Consejo de Seguridad ruso. En su discurso, constató «un nivel de tensiones internacionales sin precedentes en los últimos diez años».

El documento, publicado en el portal del Kremlin, señala que es prioridad de Rusia eliminar la «dominación» de Estados Unidos y de los países occidentales en los asuntos globales y se definió como una «civilización» que defiende a los rusoparlantes. La nueva política también consiga que «los pasos antirrusos de los países inamistosos serán abortados consecuentemente y con firmeza en caso de necesidad», para lo cual se considera incluso la actuación de las Fuerzas Armadas para «repeler o prevenir» un ataque.

Pese a todo, Lavrov aseguró que el nuevo documento no prevé que Rusia se aísle «de los países anglosajones y Europa continental». «No tenemos intenciones hostiles por definición en contra de ellos», dijo. Sin embargo, Rusia priorizará sus relaciones con otras zonas del planeta y «fijará el curso hacia el incremento del potencial de asociación estratégica con nuestros grandes vecinos, China, la India, los países musulmanes y también los países de Asia y el Pacífico, África, América Latina y el Caribe», añadió el ministro.

Putin, por su parte, calificó el nuevo concepto de «equilibrado» durante la reunión.

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, uno de los pocos aliados internacionales que tiene Rusia, abogó este viernes por un alto el fuego inmediato en Ucrania y el inicio de negociaciones de paz sin condiciones previas «antes de que haya una escalada». A su juicio, una guerra mundial con «incendios nucleares» se asoma en el horizonte.

«Me atrevo a proponer un cese de hostilidades, un alto el fuego sin derecho al movimiento de tropas», dijo Lukashenko ante unas 2.500 personas, durante su discurso anual ante la Asamblea Nacional. Advirtió que las perspectivas de paz se esfuman conforme Ucrania sigue recibiendo ingentes cantidades de armamento occidental y Rusia da un impulso al desarrollo de su industria armamentística.

«Hay que empezar las negociaciones. Precisamente ahora y no después», insistió en el Palacio de la República de Minsk, donde señaló que hasta el momento la invasión rusa ha dejado medio millón de muertos. Sin embargo, Lukashenko culpa a Estados Unidos de la guerra y aseguró que «la masacre (en Ucrania) no cesará hasta que el dueño del otro lado del Atlántico no dé su visto bueno a ello».

«Como resultado de los esfuerzos de Estados Unidos y de sus satélites, se ha desencadenado una guerra total» en Ucrania, añadió Lukashenko, en el poder desde 1994. «Todos ustedes entienden y saben que solo hay una solución: ¡negociaciones! Negociaciones sin condiciones previas», insistió, porque «todas las cuestiones territoriales, de reconstrucción, de seguridad y otras deben y pueden resolverse en la mesa de negociaciones, sin condiciones previas».

También aseguró que su país se vio obligado a volver a emplazar armas nucleares rusas en su territorio por culpa de Occidente. Omitiendo en todo momento que la guerra la comenzó Rusia, Lukashenko apuntó que «bajo las circunstancias actuales y la situación político-militar alrededor de nuestro país, intensifiqué las negociaciones con el presidente de Rusia sobre el regreso de las armas nucleares a Bielorrusia» para proteger a su país.

El presidente bielorruso también sostuvo que Polonia, junto con la ayuda de Occidente, está preparando invadir Bielorrusia. No ofreció pruebas de ello.

A pesar del llamado de Lukashenko, el régimen ruso descartó frenar su estancada ofensiva. «Sobre la cuestión de Ucrania, nada cambia: la operación militar especial (sic) continúa, porque es el único medio de alcanzar los objetivos establecidos por nuestro país actualmente», declaró a la prensa el vocero de Kremlin, Dmitri Peskov.

Otro artículo de interés: Moscú acusa de espionaje a periodista de Estados Unidos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s