Elecciones en Irán que sigue bajo mando de clérigos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ayatolá Ali Khamenei / Foto: Aslan Media

Lectura: 3 minutos

La población de Irán acude a las urnas el viernes para elegir un nuevo presidente con un nivel de apatía manifiesto de los votantes, en un país donde el poder supremo recae en los clérigos antes que en las instituciones formales.

La hostilidad y apatía de la población aumenta a medida que este país del Medio Oriente experimenta un aumento del coronavirus y una economía devastada, por un pésimo manejo administrativo del gobierno aumentada por las sanciones de Estados Unidos a raíz de la falta de compromiso iraní de incorporar el país a la comunidad nuclear internacional.

El presidente en ejercicio, Hassan Rouhani, ha cumplido el máximo de dos mandatos en el cargo.

Varios candidatos se han retirado de la carrera o han sido descalificados en el período previo a la votación del viernes.

El miércoles, dos candidatos de línea dura se retiraron de la contienda, dando su apoyo a otro de línea dura: Ebrahim Raisi, el jefe del poder judicial de Irán. El exdirector del Banco Central, Abdolnasser Hemmati, el otro político que queda en la contienda, es un candidato reformista.

Los analistas políticos dicen que el probable ganador será Raisi, de 60 años, que cuenta con el apoyo del líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei. La participación pasada de Rasi en abusos de derechos humanos lo convertiría en un presidente problemático para Occidente, según el analista de Irán Behnam Ben Taleblu de la Fundación para la Defensa de las Democracias con sede en Washington.

«Desafortunadamente, es más famoso por su despreciable supervisión de lo que se llama una comisión de muerte a fines de la década de 1980 que ejecutó el edicto de asesinato del ayatolá Jomeini, que mató a más de 5.000 presos políticos en Teherán», dijo Taleblu.

Khamenei ha alentado a los 59 millones de votantes elegibles del país a acudir a las urnas, advirtiendo a los iraníes de una conspiración extranjera para socavar la votación. Todos los candidatos fueron aprobados y examinados por el Consejo de Guardianes del régimen iraní.

Irán se ha visto sacudido por una serie de eventos que han dado forma al panorama electoral. El asesinato selectivo del general iraní Qassem Soleimani en enero de 2020 por un ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos provocó una furia pública generalizada.

Días después, las fuerzas iraníes derribaron accidentalmente un avión de pasajeros ucraniano, lo que provocó la muerte de los 176 a bordo. El incidente provocó protestas contra el gobierno en varias ciudades.

«Entonces, ha habido un ciclo de eventos interconectados que han empañado el sentimiento popular, y en noviembre de 2019, las protestas por el aumento de los precios del petróleo también fueron reprimidas brutalmente. Entonces, los iraníes comunes no están particularmente inclinados a votar», dijo Sanam Vakil, subdirector del programa de Medio Oriente y África del Norte en Chatham House, con sede en Londres, en una entrevista con la Voa.

«El levantamiento de las sanciones sería una gran ayuda que podría tener un efecto de goteo, que sería enormemente significativo para la gente común. Dicho esto, creo que los iraníes de hoy están menos interesados en el acuerdo nuclear de Irán y tienen menos confianza en Estados Unidos o los países europeos», dijo Vakil.

Otro artículo de interés: En Viena Irán y EE. UU. debaten nuevo compromiso nuclear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s