Gasoducto ruso se abre paso en Alemania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: gazprom.com

Lectura: 3 minutos

Alemania y Estados Unidos llegaron a un acuerdo mediante el cual Washington dejará de poner trabas a la construcción de la tubería a cambio del apoyo de Berlín apoye a Ucrania en temas energético y de seguridad.

La canciller (jefa de gobierno) de Alemania, Angela Merkel, sostuvo una conversación telefónica este miércoles con el presidente ruso, Vladímir Putin, donde abordaron la situación del gasoducto Nord Stream 2 que unirá a Rusia y Alemania por el mar Báltico.

La obra monumental, imprescindible para los alemanes que carecen de energía suficiente para abastecer al territorio, ha sido objeto de escrutinio por parte de la prensa debido a la decisión de Estados Unidos de oponerse a su construcción por razones estratégicas vinculadas con Ucrania.

La viceportavoz de la canciller, Ulrike Demmer, dijo que los líderes hablaron de «cuestiones energéticas, como el tránsito de gas a través de Ucrania y el gasoducto Nord Stream 2», sin añadir más detalles.

La infraestructura para el transporte de gas desde Rusia a Europa está actualmente en construcción y podría permitir a Moscú desechar la ruta de tránsito a través de Ucrania, país que se ha opuesto al nuevo gasoducto.

Según medios estadounidenses, Washington llegó a un acuerdo con Alemania que permite la finalización de ese gasoducto, tema que enfrenta a las administraciones de los dos países.

En virtud de ese acuerdo, el gobierno de Joe Biden dejará de oponerse a Nord Stream 2 y Alemania, como contrapartida, ayudará a Ucrania en proyectos y diplomacia relacionados con la energía. En principio, se anunció un fondo de energía verde de 1.000 millones de dólares para Ucrania.

El gasoducto Nord Stream 2 lo construye la compañía estatal rusa Gazprom, pero tiene como inversores financieros a la francesa Engie, la austriaca OMV, la británica Shell y las alemanas Uniper y Wintershall DEA.

Biden reclamó el pasado 15 de julio, durante una visita oficial de Merkel a Washington, que Rusia deje de «usar la energía como un arma» contra países vecinos como Ucrania y Polonia, al reiterar su «preocupación» por el gasoducto.

Victoria Nuland, subsecretaria de Estado para asuntos políticos, dijo en una audiencia en el Senado este miércoles que si bien se trata de «un mal gasoducto», es imperioso «proteger a Ucrania y pienso que tenemos que dar pasos significativos en esa dirección».

Atendiendo al acuerdo alcanzado por Berlín y Washington, Biden ya retiró la mayoría de las sanciones a Nord Stream 2, alegando que la tubería está casi terminada y sería mejor trabajar junto a Alemania.

«Alemania se ha comprometido en este acuerdo a que si Rusia intenta utilizar la energía como arma o comete más actos agresivos contra Ucrania, Alemania emprenderá acciones a nivel nacional y presionará por adoptar medidas eficaces a nivel europeo, incluyendo sanciones que limiten la capacidad exportadora rusa a Europa en el sector de energía», dijo Nuland.

Otro artículo de interés: Mejora situación de Alemania para recibir gas de Moscú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s