Francia reafirma compromiso con Consejo de Seguridad de ONU

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente francés, Emmanuel Macron / Foto: GovernmentZA

Lectura: 5 minutos

El diario británico The Daily Telegraph había afirmado que el presidente Emmanuel Macron podría abandonar el puesto de miembro permanente si la ONU apoyaba los planes de crear un ejército europeo.

Sin embargo Francia desmintió el miércoles un informe publicado por el diario británico The Daily Telegraph que aseguraba que París iba a poner a disposición de la Unión Europea (UE) su asiento de miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

«No, Francia no ha propuesto abandonar su asiento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Es de Francia y lo seguirá siéndolo», aclaró la presidencia francesa en Twitter. «Nos coordinamos con la UE para lo que consideramos necesario y con una soberanía total», agregó el gobierno en un comunicado.

El diario británico había afirmado que el presidente Emmanuel Macron «podría ofrecer el asiento de la ONU» si la ONU apoyaba sus planes para un ejército europeo y algunas reformas sobre la política exterior del bloque.

Francia es uno de los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU junto con China, Estados Unidos, Rusia y Reino Unido.

The Daily Telegraph publicó la información en plena crisis diplomática surgida entre Estados Unidos, Australia, Reino Unido, por un lado, y Francia, por la ruptura de un contrato millonario de submarinos con Camberra.

La afirmación también había provocado las críticas de Jean-Luc Mélenchon, líder de la izquierda radical, y Marine Le Pen, presidenta del ultraderechista Agrupación Nacional, que habían exigido una respuesta de Macron.

Francia acusó el sábado anterior a Australia y Estados Unidos de mentir sobre el delicado acuerdo suspendido, y tildó de «crisis grave» el pacto de seguridad que hizo que Camberra cancelara la compra de submarinos franceses a favor de buques con tecnología británica de propulsión nuclear.

En declaraciones a la televisora France 2, el ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, afirmó entonces que se trataba de una «mentira», así como «una gran ruptura de confianza» y un «desprecio» por parte de los aliados de Francia.

El ministro hizo estas declaraciones un día después que Francia, por orden del presidente Macron, llamara a consultas a sus embajadores en Camberra y Washington en un acto sin precedentes que demuestra su enfado por la cancelación del contrato de submarinos.

El diferendo comenzó cuando Estados Unidos, Australia y el Reino Unido anunciaron el miércoles una asociación estratégica para contrarrestar a China, llamada Aukus, que incluye el suministro de submarinos estadounidenses de propulsión nuclear a Camberra, lo que deja fuera de juego a los franceses.

Le Drian también estimó que esta crisis influirá en la definición del nuevo concepto estratégico de la OTAN, sin mencionar sin embargo una salida de la alianza militar.

«La OTAN ha iniciado una reflexión sobre sus fundamentos, a petición del presidente de la república. Habrá en la próxima cumbre de la OTAN en Madrid la conclusión del nuevo concepto estratégico», declaró Le Drian este sábado.

«Hace falta que al mismo tiempo Europa se dote de su brújula estratégica y esto estará bajo la responsabilidad de Francia en el primer semestre de 2022», agregó al referirse a la presidencia francesa de la Unión Europea el 1 de enero.

El gobierno de Francia llamó el viernes pasado a consultas a sus embajadores en Estados Unidos y Australia tras el anuncio de esos dos países de la firma de un contrato de defensa que implica la anulación de un pedido de submarinos franceses por parte de Australia en una medida que causó asombro en la diplomacia internacional.

El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, aseguró que la medida se justifica por «la gravedad excepcional» de la decisión de anular ese contrato, un «comportamiento inaceptable entre aliados». La decisión de llamar a consultas a los embajadores, inédita con esos países, supone un paso más en la tensión diplomática de Francia, Estados Unidos y Australia, tras el anuncio del acuerdo entre Washington y Camberra, que ya causó un gran malestar en París.

Le Drian criticó con dureza en un comunicado «el abandono del proyecto de submarino de clase oceánica que ligaba a Australia con Francia desde 2016 y el anuncio de un nuevo acuerdo de cooperación con Estados Unidos para lanzar estudios sobre una nueva cooperación sobre submarinos de propulsión nuclear».

El jefe de la diplomacia francesa consideró que ese comportamiento tendrá consecuencias «que afectarán a la concepción misma que Francia tiene de sus alianzas» y de «la importancia de la región Indopacífica para Europa».

«Lamentamos que hayan dado este paso, continuaremos comprometidos en los próximos días a resolver nuestras diferencias, como lo hemos hecho en otros temas en el transcurso de nuestra larga alianza», dijo un funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo condición de anonimato.

Poco antes, la ministra de Exteriores australiana, Marise Payne, decía desde Washington: «Entiendo absolutamente la decepción. No hay duda de que estos son temas muy difíciles de manejar». «Pero continuaremos trabajando de manera constructiva y cercana con nuestros colegas franceses», añadió Payne en el American Enterprise Institute.

Otro artículo de interés: Alarma en Corea comunista por submarinos nucleares australianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s